Skip to main content

Noticias

Noticias y Eventos

En esta sección podrá encontrar lo que está sucediendo en PRODEIN NON-PROFIT.

 

El Departamento de Cusco es una región de Perú donde el 44% de su población es campesina o pertenece al área rural.  En Cusco hay un índice del 17, 6% de pobreza y 2,2% de pobreza extrema. El 14% de los niños menores de 5 años presentan desnutrición extrema, según números oficiales del gobierno de Perú.

En Cusco, muchos niños en edad escolar tienen que caminar entre 1 y 3 horas para llegar a las instituciones educativas. Además, existen grandes brechas a nivel de aprendizaje y proporción de servicios básicos en la población activa a nivel educacional, porque no todas las instituciones de la región cuentan con estos servicios básicos como agua, saneamiento y alimentación.

En PRODEIN NON-PROFIT queremos reactivar eficazmente la entrega diaria de alimentos a unas 9,000 personas, dado que en Perú las restricciones siguen, la economía ha tenido un gran declive y la reactivación se ve muy lejana; por otra parte, los trabajos son cada vez más escasos y la falta de alimentos y los índices socios económicos, como la desnutrición, siguen en aumento.

Este proyecto se va a implementar en zonas estratégicas donde se puedan entregar los alimentos, sobre todo en las comunidades muy alejadas y de difícil acceso.

La situación socio sanitaria puesta sobre el tapete a causa del Covid 19 hizo tambalear a la humanidad en muchos sentidos. El virus nos mostró lo vulnerables que somos y cómo necesitamos de otros para poder sobrellevar los problemas. Hoy, definitivamente, la realidad del hombre es otra.

Si hace una pequeña investigación en Internet podrá darse cuenta de cómo los sistemas de salud en todo el mundo colapsaron, sobre todo en los primeros meses del contagio. Los países más poderosos la pasaron mal y siguen complicados, ¿imagina lo que ha sucedido en aquellas naciones con menos recursos?

La pandemia no ha perdonado a nadie -rico o pobre- sin embargo, existen poblaciones más vulnerables según la edad y diversos factores de riesgo. Como es costumbre, los países menos desarrollados son los que más sufren, económica y socialmente.

¿Qué pueden hacer los ciudadanos comunes para contribuir o convertirse en copartícipes de la solución?

Uno de los grandes problemas que preocupan a las ONGs en el mundo es el gran número de niños y niñas sin escolarizar. En el año 2018 se estimaba que 264 millones no tenían acceso a la educación. Según el nuevo informe de UNICEF, tras la pandemia del COVID-19, al menos una tercera parte de los niños en edad escolar de todo el mundo no tuvo acceso a la educación a distancia durante el cierre de las escuelas.

La cantidad de niños que han interrumpido por completo sus estudios durante largos meses puede considerarse una emergencia mundial y repercutir en un futuro no muy lejano sobre la economía y la sociedad en general, y peor aún son las consecuencias que esto tiene a nivel personal en cada uno de esos niños.

¿Qué solución dar?

Sin embargo, hay una solución factible para contrarrestar este gran problema. Mediante los programas de APADRINAMIENTO, como el que ofrecemos en PRODEIN Non-Profit, miles de niños y niñas en Latinoamérica podrán tener acceso a una educación adecuada, en ambientes apropiados para su sano desarrollo físico, psíquico y moral.

Faltan pocos días para que el año culmine y es inevitable mirar atrás y hacer un resumen de todo lo vivido y recibido.

Agradecer y enumerar todas las bendiciones recibidas y el trabajo realizado: campañas como el #GivingTuesday que nos permiten apoyar a 1,600 personas en 8 comedores de Venezuela; envío de ayudas para el reparto de alimentos mes a mes a 20 familias en Santiago de los Caballeros, República Dominicana; promoción de la educación integral de 270 niños en Perú y República Dominicana, mediante el programa de apadrinamiento;  reparto de 1,200 comidas diarias a niños y ancianos de comunidades rurales a través de la la red de comedores de Cusco, Perú, entre otras obras y mini-proyectos como los que detallamos en este artículo.

El Padre Molina fallece el 28 de abril de 2002. Para ese momento su Obra estaba consolidada en más de 10 países, con misioneras, misioneros y voluntarios que velaban por su cumplimiento y misión.

Son más de 1.500 personas vinculadas a nivel de colaboradores y voluntarios, de los cuales un 50% presta su servicio a tiempo completo como profesionales y/o personal contratado. Los programas sociales están activos en unas 168 casas repartidas en más de 10 países en Latinoamérica.

Este año PRODEIN celebra 100 años del natalicio de su fundador, el Padre Rodrigo Molina. Es gratificante ver cómo una vida pueda ser ejemplo para muchos, pueda seguir ayudando al desarrollo de tantas vidas y ser todavía hoy un puente entre Dios y las personas, y de una acción de caridad a la vez.

El Programa de Apadrinamiento conecta a personas de corazón compasivo -como Usted- y a un niño o joven en situación de pobreza para transformar la vida de ambos. Al ofrecer a un niño herramientas a largo plazo, el padrino ayuda a sentar bases sólidas para el desarrollo y futuro del niño. 
Mediante una cuota fija mensual Ud. ayuda a brindar a un niño o joven una educación de calidad, en un lugar seguro y alimentación balanceada. Un niño que come es un niño que podrá estudiar y desarrollarse para un futuro lleno de oportunidades.

See Where You Can Help | Dónde Puede Ayudar

  • Chile
    Chile
Close